El río Palancia nos regala su belleza

El río Palancia nos regala su belleza y nosotros nos dejamos seducir por sus encantos.

Datos sobre Bejís

En el Alto Palancia se encuentra la localidad de Bejís, Nosotros, ya hemos venido en otras ocasiones y una vez más, el río Palancia nos regala su belleza.

Para situarnos un poco mejor sobre en esta localidad, pongo algo de información de la web: altopalancia.

Ubicada entre la sierra de El Toro y la de Andilla, a 800 metros de altitud, cercana al límite con la provincia de Teruel.

Su pasado se remonta a hace más de 10 mil años. De la etapa romana ha quedado el acueducto, declarado Monumento Nacional.

De aguas excelentes, procedente de la Fuente de los Cloticos, ha sido muy solicitada y distribuidas por pueblos costeros. Zona privilegiada con abundante flora y fauna de alto valor ecológico.

Posee lugares de gran belleza e interés: el nacimiento del Río Palancia y el paraje Natural de Peñaescabia, donde se han encontrado huellas de dinosaurios.

Bejís, también sufrió los azotes de la guerra civil

Como muchas otras localidades de toda España, Bejís también sufrió la guerra civil. Como suele decirse muchas veces, una imagen vale más que mil palabras.

Bombardeo de Bejís, en la guerra civil
Las flechas indican el lugar donde caen y explotan las bombas

Esta imagen me ha dejado sin palabras. Esta fotografía y más detalles de lo acontecido, lo podéis ver en la web: detoras.

Empezamos la descripción de esta gran excursión por el río Palancia

La gran mayoría de veces, las excursiones las hacemos mi pareja y yo. En esta ocasión, he tenido el placer de compartir senderos con un grupo lleno de buena gente.

Mi pareja por motivos laborales no nos ha podido acompañar.

Foto del grupo en el río Palancia
De izquierda a derecha. Jessy, Sheila, Laura, Azahar, Leyre en el centro y Carlos de espalda.

A las 9:00 de la mañana, el grupo formado por Carlos, Sheila, Azahar, Laura, Jessy, Leyre, Illa y un servidor, nos hemos reunido en el área recreativa de los Cloticos.

Aparcamiento en el área recreativa de los Cloticos.

Estas son las coordenadas para el GPS del móvil o del coche:

Haz click aquí para visitar el punto de inicio en Google Maps.

Coordenadas para el GPS: N – 39° – 55′ – 32.6″/ W –  0° – 44′ – 02.3″

Algo de información sobre los Cloticos

Comienza esta historia de los Cloticos con la inscripción de la propiedad por parte del Ayuntamiento, en los primeros días de 1929, de la finca que fue comprada meses antes a Juan Gil Clemente por 1.000.- pesetas, donde se encuentra el nacimiento.

Posteriormente se procedió a canalizar el agua hasta el pueblo. Se instalaron las primeras fuentes públicas; Los Caños, La Ballestería, en la Plaza de María Pichín y en la Plaza del Mesón, más tarde se instalarían otras en Los Arcos y en la calle de Enmedio.

Se sabía que el agua era muy buena, por lo que se decidió encargar a un laboratorio de Madrid una analítica completa, que confirmó que el Agua de “Los Cloticos” era de extraoridinaria calidad.

El texto y las imágenes han sido extraídas de la siguiente web: Mirar este enlace

Bejís, juzgado Municipal, los CloticosBejís, agua de los CloticosBejís, agua de los Cloticos, análisis

Era la primera vez que nos veíamos, así que Carlos hizo los honores y me presentó a todo el grupo.

Después de compartir impresiones y hacernos una foto de todo el grupo, empezamos a descender para encontrarnos con el río Palancia.

El inicio de la ruta está al lado de esta señal de la Generalitat Valenciana.

Inicio ruta, Bejís, río Palancia
Inicio de la ruta

Yo me quedé el último porque deseaba disfrutar de este momento. Una vez más este paraje me volvió a cautivar.

Cuando me di cuenta, mis compañeros me llevaban algunos metros, así que empecé a caminar.

Bajando al río, Bejís, río Palancia

Aunque hubiéramos agradecido algo más de agua en este parte de la ruta, no seré yo quien ponga ni una sola pega a todo el recorrido.

Al llegar al puente, y es la tercera vez que lo pisaba, me volvieron a dar las ganas de cruzarlo y seguir la senda por la otra parte del río Palancia. Pero esta vez no iba a ser, así que ya tengo otro motivo para volver. 😛

Caminar junto al río Palancia

Sandra y yo, hemos caminado por al lado de algunos ríos, unos más grandes y otros más modestos, pero no sé lo que tendrá este río Palancia que tanto nos cautiva.

Después de recrearnos con este paraje, seguimos nuestro camino siguiendo la senda marcada con las señales del PR-V 275.

PR- V 275, Bejís, río Palancia

El río Palancia, junto a toda esta vegetación de ribera, te hace disfrutar a lo grande de la naturaleza.

A unos 300m encontraremos un puente. En el caso que queramos hacer la ruta más corta podríamos cruzar el río por este puente.

Yo esta opción no la recomiendo, ya que nos perderíamos algunos lugares con mucho encanto de esta ruta.

Puente, Bejís, río Palancia

Los primeros pequeños saltos de agua empiezan a aparecer

Este primer pequeño salto de agua, es el anticipo del que encontraremos unos metros más adelante. Aunque es modesto, no voy a negar, que para mí, cada vez que lo he visitado ha supuesto todo un reto.

Siempre he buscado ese lugar perfecto para hacerle esa foto tan ansiada por mí. Por muchas fotos que le he llegado hacer, nunca le he podido sacar todo lo que vale este lugar.

Pequeña cascada, Bejís, río Palancia

La poza Torrecilla

A pocos metros se encuentra la Poza Torrecilla. Algunos valientes se han atrevido a bañarse aquí. Sus aguas son muy limpias y además muy frías.

Este pequeño paraíso, bien merece que nos sentemos durante un buen rato y que disfrutemos de su agradable compañía. Y es que el río Palancia nos regala su belleza una y otra vez.

Cascada poza Torrecilla, Bejís, río Palancia
Poza Torrecilla

La senda se vuelve algo más aventurera

Aunque siempre duele abandonar rincones como este, tenemos que seguir nuestro camino. A partir de este punto, la senda se vuelve algo más estrecha y más divertida.

El camino en este punto del recorrido se vuelve algo más abrupto, ya que la senda en algunos ocasiones se vuelve en forma de escalones.

Sendero estrecho, Bejís, río Palancia

Si no estás acostumbrado a tipo de senda y no andas con cuidado, es muy fácil que te puedas resbalar y caer.

Pero nuestro grupo lo pasamos todos con nota, incluso la peque del grupo, Leyre.

Llegamos a otro pequeño salto de agua en forma de gradas

Aunque estemos disfrutando de esta senda, no nos tenemos que olvidar del río Palancia, ya que nos volverá a sorprender con unos saltos en forma de gradas.

Cascada, Bejís, río Palancia

Y cuando mejor te lo estás pasando, toca despedirse del río y subir hasta llegar a la carretera asfaltada por donde hemos venido con el coche.

Aunque no nos gusta caminar por asfalto, no tenemos alternativa. Sólo son unos 700m. y nos desviaremos a la izquierda para llegar hasta el corral de la Masada de los ríos.

Desde este corral hasta la pista que nos llevará hasta la Masía del puente, no hay una senda definida, así que bajaremos por donde mejor se pueda. Es un tramo sin complicaciones si estamos acostumbrados a caminar por la montaña.

Bajando de la masía, Bejís, río Palancia

Subscríbete a nuestro blog



Ya estamos en mitad de la ruta

Una vez lleguemos a la masía del puente y crucemos el río Palancia por el puente, ya habremos cubierto la mitad de la ruta.

Esta parte del camino no tiene mucho interés, ya que caminaremos por pista hormigonada hasta llegar a la masía de Faustino.

Llegando a la masía, Bejís, río Palancia

El camping los Cloticos

A partir de aquí, volvemos a pisar senderos de tierra que es lo que nos gusta hasta llegar al camping los Cloticos.

Lo bordeamos y en pocos metros llegamos a la fuente de la mina. Desde este punto empezaremos a caminar acompañados de un espléndido bosque de pinos.

Fuente, Bejís, río Palancia

Si quisiéramos abortar la ruta o volver al coche, nos podríamos desviar por la izquierda. En 1km más o menos llegaríamos a nuestro coche.

Pero nosotros como todavía estamos fuertes, seguiremos hasta el Molinar.

El Molinar

Durante el recorrido hacia el Molinar, Leyre vió en varias ocasiones como unas juguetonas ardillas correteaban entre los árboles.

Aldea el Molinar, Bejís, río Palancia
Carlos e Illa, llegando al Molinar

Una vez llegamos a el Molinar, nos damos cuenta que se ha detenido el tiempo en esta pequeña aldea.

Si vamos escasos de agua, no es un problema, ya que encontraremos bastantes fuentes repartidas por toda la aldea.

Con un poco de suerte, encontraremos una poza de agua con salto incluido donde bañarnos.

Este salto de agua está en el barranco de agua lobos al lado del Molinar y desemboca en el río Palancia.

Sentados en los bancos de la plaza, que hay en la aldea y disfrutando de este lugar, decidimos volver a los coches.

Aldea el Molinar, Bejís, río Palancia
Plaza en la aldea del Molinar

El nacimiento del río Palancia y los estrechos del Cascajar, los dejaremos para otra ocasión. Aunque recomendamos su visita, ya que es un lugar digno de ser visitado.

Cruzamos el río Palancia por un puente. En pocos metros llegamos hasta la pista forestal, que nos llevará de nuevo a la área recreativa de los Cloticos.

Recomendaciones para realizar esta ruta

  • Bastones, ya que nos ayudarán en las subidas y bajadas.
  • Gorra o similar para los meses de más calor.
  • Protector solar para los meses de más calor. En parte de la ruta caminaremos sin sombra.
  • Suficiente líquido, sólo encontraremos agua en dos lugares y hay mucha distancia entre ellos.
  • Calzado y ropa cómoda, así podremos disfrutar mejor del recorrido.
  • Y sobre todo, venir con ganas de disfrutar del camino.

¡ Por favor se buena gente y déjame un comentario sobre la ruta!

Descarga el archivo para el GPS en Wikiloc:
El río Palancia nos regala su belleza
5 (100%) 51 votes
  •  
    148
    Shares
  • 148
  •  
  •  
  •  

10 comentarios en “El río Palancia nos regala su belleza

    • Gracias Javi por tu comentario, ya tienes otra ruta para hacer cuando tengas tiempo.

      Saludos y a seguir disfrutando de la montaña.

  1. Hola Eulogio.

    Que pasada de sitio y que currada de entrada. Nosotros hace unos años fuimos andando por pista, pasando por el Molinar y directos al nacimiento y lo del Estrecho del Cascajar, y nos gustó mucho. De saber que había estos rincones por el río habríamos vuelto por allí o por lo menos visitado.

    Estoy contigo, a mi que me encanta hacer rutas fluviales por las riberas o incluso por dentro de los ríos, que he estado infinidad de veces en rincones acuáticos -pozas, saltos o simplemente rápidos- y aún no he sacado la foto ansiada. Es como si la verdadera belleza fluvial solo se se puede apreciar con los ojos.

    Un saludo.

    • Hola Toni:

      Gracias por tu comentario, para nosotros es un placer tenerte por aquí.
      Si Dani no te llevó por este pequeño paraje, lo tendrás que castigar de alguna forma, ja ja jaaaaaa.
      Los ríos y esos senderos fluviales tan bonitos, son nuestra debilidad. Y hablando de ríos, le tengo echado el ojo a una ruta por río, en tus dominios, pero todavía no tenemos fecha.
      Un saludo y gracias por comentar en nuestro blog.

  2. Hola Eulogio.

    Caminar junto al cauce de un río y atravesar un bosque de ribera, siempre resulta agradable para los sentidos. Este recorrido a pesar de ser sencillo, ofrece una gran belleza, yo viendo las fotos y el reportaje pensaba que era mucho más largo, seguro que ahora en otoño estará espectacular.

    Un saludo

    • Hola Eduardo.
      Esta es la ruta más corta que hemos hecho en esta zona. Tenemos 2 rutas de 15 kms. y otra de 12 kms.

      Si miras nuestra cuenta en Wikiloc, las podrás ver.

      Un saludo.

Deja un comentario