Inicio blog Gracias al portabicicletas, viajar con tu bici nunca fue tan fácil

Gracias al portabicicletas, viajar con tu bici nunca fue tan fácil

Viajar con portabicicletas
5
(68)

Lleva tus bicis de viaje gracias a un portabicicletas

Todos los aficionado a pedalear sabemos lo fantástico que resulta poder usar nuestra propia bici cuando estamos de vacaciones. Sin embargo, viajar con la bicicleta a cuestas no siempre es fácil, aún existiendo muchas opciones para llevarla con nosotros. Si tenemos un destino fijo, podemos hacer que nos la lleven hasta allí, y es posible facturarla en los viajes en tren o avión, por ejemplo. Pero sin duda lo más cómodo si queremos que nuestra bici viaje con nosotros es usar un portabicicletas para el coche.

Ventajas de usar un portabicicletas 

Los portabicicletas tienen una serie de ventajas respecto a otros métodos de transporte para vuestra bici, y la primera de esas ventajas es que aportan flexibilidad. Al montarse directamente sobre vuestro vehículo os permite tener acceso a las bicicletas en cualquier momento. Es decir, si os apetece montar un rato en bici en algún punto de la ruta os basta con parar el coche y cogerla. Y si por lo que sea cambiaseis de destino, seguiríais teniendo vuestra bicicleta al llegar.

¿Qué tipo de portabicicletas elegir?.

Existen tres tipos de portabicicletas: de techo, de portón trasero y de bola, y cada una de ellas tiene sus ventajas e inconvenientes.

Portabicicletas de techo, para viajes puntuales

Viajar con portabicicletas de techo

El portabicicletas de techo es la opción perfecta para transportar la bicicleta de manera muy puntual, ya que se adapta a la baca y no quita visibilidad a la hora de conducir. No obstante, tiene tres grandes inconvenientes que no lo hacen muy recomendable para un uso frecuente:

  • Se trata de una estructura que no es cómoda de instalar ni de utilizar, ya que se encuentra a una altura que suele quedar por encima de nuestra cabeza. Eso nos obligará a levantar la bicicleta y colocarla en una postura que no favorece ese trabajo.
  • No es la opción más adecuada para bicicletas de estructura de carbono. Al quedar estas colocadas sobre el coche reciben una gran cantidad de fricción.
  • El llevar bicicletas sobre el techo afecta a la aerodinámica del vehículo, aumentando el consumo de combustible (cosa especialmente negativa en los tiempos que corren) y el ruido generado por el vehículo.

Portabicicletas de portón trasero, la opción menos interesante

También para viajes puntuales, existe la opción del portabicicletas de portón trasero que, para empezar, solo es compatible con algunos modelos de coche. Su ventaja principal es que se trata de una opción barata y fácil de colocar, pero suelen ser algo incómodos cuando se trata de llevar varias bicicletas a la vez, ya que el espacio entre ellas es insuficiente. Eso puede hacer que se rozen durante el viaje. Y, además, las bicicletas quedan encima del ventanal trasero, obstaculizando la visión.

Viajar con portabicicletas de portón trasero

Portabicicletas de bola, la mejor opción

La tercera opción de llevar bicis convencionales o eléctricas es el portabicicletas bola ebike. A diferencia de las dos opciones anteriores, el portabicicletas de bola está preparado para un uso continuado. Y, aunque también tiene algunos inconvenientes (como el hecho de que es la opción más cara), lo cierto es que tiene muchas ventajas:

  • Se trata de la opción que menos afecta a la manera de consumir. Al situarse detrás del coche, como un remolque, no afecta a la aerodinámica. Por tanto, no genera un aumento del consumo de combustible ni dificulta especialmente la conducción. Su centro de gravedad es bajo, lo cuál hace que sea estable incluso en rutas con curvas pronunciadas.
  • Aunque inicialmente el montaje puede ser más complejo y requiere de una bola de remolque previamente instalada, colocar las bicicletas es sumamente sencillo y éstas quedan a una altura en la que aún suelen permitir a visibilidad a través del cristal trasero (al menos en la mayoría de modelos).
  • Existen modelos abatibles que permiten acceder al maletero sin tener que quitar las bicicletas, ya que en estos modelos se pueden inclinar para permitir abrir el portón.
  • Las bicicletas tienen espacio suficiente como para no rozarse entre ellas, de manera que se minimiza la posibilidad de golpes y rascadas. Y, en caso que requieras de espacio para más bicis, puedes usar la extensión JustClick, que permite llevar una bici extra.

Viajar con portabicicletas de bola

Por todo eso, los portabicicletas de bola son la opción más adecuada para aquellos que viajan a menudo con sus bicicletas. Pero cuidado, porque se trata de un accesorio que tiene mayores requisitos que los de techo o portón trasero. Por eso, antes de comprarlo hay que atender a tres cosas:

  • que la bola de remolque que tiene vuestro coche sea compatible con un portabicicletas, es decir, que se trate de una bola de acero, no de hierro fundido o aluminio.
  • Que la carga máxima de la bola sea superior al peso conjunto del portabicicletas elegido y las bicicletas que vamos a llevar en él
  • Que el número de clavijas del portabicicletas coincida con el del enchufe de la bola y que éste permita la instalación del portabicicletas.

Una vez comprobados estos puntos, podréis empezar a utilizar el portabicis de bola. Viajar con vuestra bicicleta nunca os habrá resultado tan fácil. Para nosotros es la mejor opción y es la que recomendamos.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 68

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Síguenos en nuestra redes sociales

Mis recomendaciones personales.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer Más