Chorrera de Mojonavalle

5
(136)

Visita a la Chorrera de Mojonavalle

Las ruta a la chorrera de Mojonavalle, es uno de los recorridos más sorprendentes que podemos hacer en la Sierra Norte de Madrid es la Senda Ecológica de Canencia.

Durante la cual se visita el Abedular de Canencia y el centenario Tejo de la Senda. El punto álgido del recorrido es la Chorrera de Mojonavalle, una espectacular cascada de 30 metros de altura en el nacimiento del Arroyo del Sestil del Maíllo.

Chorrera de Mojonavalle
Aparcamiento al inicio de la Chorrera de Mojonavalle

La ruta a la Chorrera de Mojonavalle circular con punto de partida y regreso en el Área Recreativa del Puerto de Canencia, de 5 kilómetros y medio, con un desnivel de solo 200 metros y muy fácil, perfecta para familias.

Todo el camino se realiza entre frondosos bosques en los que se pueden encontrar acebos, tejos, abedules, pinos, brezos, serbales, robles e incluso ejemplares de Abeto de Douglas, una especie que no es habitual en España.

Información técnica de la ruta a la chorrera de Mojonavalle

  1. No es apta para carritos de bebé.
  2. No es apta para personas con movilidad reducida.
  3. Distacia recorrida: 5 kms.
  4. Desnivel: 200 metros.
  5. Tipo de ruta: Circular.
  6. Dificultad: fácil.
  7. Tiempo estimado: 3 horas, sin contar paradas.
  8. El aparcamiento es gratuito, no se paga nada.
  9. Es apta para niños, siempre que estén controlados por adultos.
  10. Es apta para nuestras mascotas, pero tienen que ir atadas.
  11. Haz clic aquí para ver el Aparcamiento. Es un aparcamiento grande, y se llena con gran rapidez. Yo encontré aparcamiento, y otros que llegaron más tarde también encontraron donde aparcar.
  12. Desde nuestro punto de vista, el recorrido no dispone de algún paso peligroso o complicado. Es apta para toda la familia. Siempre que estén acostumbrados a caminar por la montaña.

Descarga el archivo GPX para tu GPS – ruta de 5 kms

Cómo llegar al puerto de Canencia

Para iniciar la ruta de la Chorrera de Mojonavalle hay que desplazarse al puerto de Canencia, entre las localidades madrileñas de Bustarviejo y Canencia. Estas dos poblaciones se encuentran unos 60 km al norte, en las primeras estribaciones de la sierra de Guadarrama.

Chorrera de Mojonavalle
A pocos metros del aparcamiento encontramos esta fuente, se encuentra a la derecha del camino.

Se puede acceder a la zona desde la capital con la línea de autobuses 725, que sale del intercambiador de la Plaza de Castilla y tiene parada en Miraflores de la Sierra y Bustarviejo. Pero la manera más cómoda de acceder hasta el punto de partida es en vehículo particular.

Para ello basta con coger la M-607 /M-608 desde Madrid a Soto del Real, seguir por la M-611 hasta Miraflores de la Sierra y desde allí ascender hasta el Puerto de Canencia por la M-629. Si venís del norte, podéis seguir la E-5 en dirección a Madrid y, tras pasar Buitrago del Lozoya, desviaros por la M-629.

Chorrera de Mojonavalle
Para continuar con nuestra ruta hacia la chorrera de Mojonavalle, tenemos que cruzar la carretera por la que llegamos al aparcamiento y seguir una senda hasta llegar a una pista o camino muy amplio.

Podéis dejar el coche en los alrededores del Área Recreativa del Puerto de Canencia, ya que dispone de estacionamiento. Pero hay que tener en cuenta que la zona está muy masificada en otoño, ya que mucha gente se acerca hasta allí para recoger setas, especialmente durante los fines de semana. Por eso, lo mejor es ir muy pronto por la mañana para asegurarse de encontrar sitio donde aparcar.

Ruta de la Chorrera de Mojonavalle

Nuestra ruta a la chorrera de Mojonavalle se inicia en el Área Recreativa del Puerto de Canencia, aunque hay quién decide hacerla algo más larga y salir del pueblo de Bustarviejo. Esta versión más larga del recorrido asciende hacia el Puerto de Canencia por la Cañada Real Segovianam cruza el Arroyo del Valle y atraviesa los robledales de Collado Cerrado.

Chorrera de Mojonavalle
A los pocos metros de empezar a caminar por la pista, a nuestra derecha encontraremos este Chozo.

En todo caso, una vez ya en el Puerto de Canencia, bajo la imponente Sierra de la Morcuera, atravesaremos la M-629 para encontrar la Fuente de la Raja, punto de inicio de la Senda Ecológica de Canencia. Pasamos por una verja y nos adentramos en el bosque siguiendo una pista forestal. Poco después, a nuestra derecha, encontraremos un chozo pastoril de nueva construcción que imita los antiguos refugios pastoriles de la Sierra. Cerca de allí, la fuente de los Tejos.

Unos 500 metros más adelante, nos desviamos del camino para subir al Mirador del Norte, que ofrece unas magníficas vistas de los Montes Carpetanos y el Valle del Sestil.

Chorrera de Mojonavalle
Para visitar el mirador del Norte, nos tenemos que desviar en este punto. Este acceso al mirador está al lado del camino.

Cerca de allí se encuentra el antiguo Centro de Educación Ambiental El Hornillo, hoy abandonado. Tras pasar por delante del edificio, abandonamos la pista forestal y tomamos el Sendero de la Ladera de Mojonavalle, que nos lleva hasta la Chorrera de Mojonavalle tras andar aproximadamente 1 kilómetro.

La chorrera de Mojonavalle

El Sestil de Maíllo, dónde se llama así por la abundancia de maíllos en sus alrededores, y es un río de aguas rápidas que desciende desde el Cerro Perdiguera, a más de 1.800 metros, hasta la zona del Puerto de Canencia.

Chorrera de Mojonavalle
Mirador del Norte.

 Allí está la Chorrera de Mojonavalle, cuya agua se desliza desde 30 metros de altura por rocas escalonadas y con muchos salientes. Eso hace que no adopte la forma de un salto de agua continuo sino que, como muchos arroyos de montaña, se desliza de manera deshilachada por las rocas.

Tras observar la chorrera de Mojonavalle, seguimos el Sestil de Maíllo por un pequeño sendero justo a su cauce, cruzando en varias veces algunos barrancos, que ha día de hoy no tienen mucho caudal de agua.

Chorrera de Mojonavalle
Centro de Educación Ambiental – Albergue El Hornillo. Nosotros tenemos que caminar por la izquierda y cuando lleguemos al edificio que señala la flecha, tenemos que girar a la derecha.

El Abedular de Canencia y los árboles singulares

Luego, cruzamos un arroyo por encima de un puentecillo formado por una gran losa de granito, y seguimos un sendero que discurre directamente sobre el lecho. La belleza de este tramo es espectacular, ya que nos encontramos en el Abedular de Canencia.

Se trata, como su nombre indica, de un espeso bosque de abedules, un árbol muy común en Europa. Como curiosidad, los abedules eran conocidos como “planta de la sabiduría” en la antigüedad, ya que era habitual usar su llamativa corteza plateada como base para la redacción de manuscritos y su madera para los flagelos con los que se castigaba a los estudiantes.

Chorrera de Mojonavalle
En el edificio o instalación que hay a la derecha del Centro Educacional Ambiental, hay mesas y bancos de madera.

En el bosque también abundan especies como el rebollo y el pino silvestre, y otras mucho menos comunes, como los acebos, los tejos y el abeto de Douglas. Esta última especie fue introducida en la zona para medir su capacidad de crecimiento y la posibilidad de utilizarlo en el repoblamiento de bosques quemados o talados.

Antes de abandonar el bosque veremos el fantástico ejemplar de acebo conocido como Acebo del Puerto de Canencia, que crece pegado a una roca junto a varios abedules y, algo más adelante, tras pasar el Puente de la Pasada, el Tejo de la Senda, al que se calculan unos 500 años de edad.

Chorrera de Mojonavalle
Este bosque de Abedules y pinos albares, se encuentra a pocos metros de la chorrera de Mojonavalle.

En los últimos años se ha creado una mini-ruta de unos 2 km entre estos dos ejemplares para personas que quieren tomar un “baño de bosque” o, como dicen los japoneses, inventores de la práctica, un “shinrin-yoku”. Este concepto está ligado a la idea de que el contacto con la naturaleza puede jugar un importante papel en la prevención de enfermedades, ya que reduce el estrés, mejora el sistema inmunitario y mejora el ánimo. El Abedular de Canencia y el bastante cercano Bosque Finlandés de Rascafría son lugares perfectos para esta práctica.

Después atravesamos la carretera y llegamos a una zona de repoblación forestal que bordearemos en dirección a nuestro punto de partida. Cruzamos el arroyo Estepares y seguimos un sendero muy marcado en ocasiones, otras veces tenemos que mirar el GPS ya que el ganado, ha hecho varios caminos hasta el Área Recreativa.

Chorrera de Mojonavalle
Mirador de la chorrera de Mojonavalle

Otras cosas que hacer en la zona

Dentro de la misma ruta, podéis coger desvíos para ver el Prado de Toril, dónde se juntan los arroyos que dan lugar al Sestil de Maíllo y la Chorrera de Mojonavalle, o incluso para subir al Pico Perdiguera.

Por otra parte, cerca de la localidad de Bustarviejo hay algo que no suele poder verse: una antigua mina de plata que fue explotada durante varios siglos y que aún hoy es parcialmente visitable. De hecho, existe una ruta de senderismo que une la población y la mina, por si aún os quedan ganas de recorrer la Sierra.

Chorrera de Mojonavalle
Caminar por estos bosques es una auténtica maravilla.

Asimismo, la mina se encuentra justo en la ribera del arroyo del Valle y, siguiendo el curso de las aguas de este, se puede enlazar con la ruta que une Bustarviejo con el Puerto de Canencia.

I si vais a quedaros por los alrededores después de realizar este recorrido podéis aprovechar para visitar la propia población de Bustarviejo, un pueblo de algo más de 2000 habitantes que atesora casi 800 años de historia desde que la zona fue repoblada con gente procedente de los reinos cristianos. 

Chorrera de Mojonavalle
Este acebo lo encontramos en la misma senda.

Un paseo por sus calles y una visita a sus edificios históricos, como la Casa Consistorial del siglo XVII, sus iglesias románicas o el Vía Crucis que hay a las afueras, puede ser una buena manera de acabar el día.

Otras rutas en Madrid:

  1. La ruta hasta la chorrera de San Mamés, es uno de los recorridos más fáciles que puedes hacer con toda la familia, incluidas las mascotas. Parte de su recorrido se encuentra en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, por lo tanto es una ruta muy recomendable.
  2. Ruta a la chorrera de los Litueros y nacimiento del río Duratón. Este recorrido tiene un poco de todo. Tramos fáciles para toda la familia. Se camina por un bosque Albar muy bonito, y también tiene su parte aventurera. Cuando nos teníamos que dirigir hasta la chorrera, la senda desapareció, y nos tocó seguir un poco nuestra intuición, campo a través.
  3. La visita al bosque Finlandés. es un recorrido muy fácil de hacer, por lo tanto es apto para toda la familia, incluyendo a nuestras mascotas. No tiene ningún punto complicado o delicado.
  4. La visita a la presa del pradillo y al puente de la Angostura. es un recorrido altamente recomendable, yo de vosotros no me la perdería, además es muy fácil de hacer, por lo tanto es apto para toda la familia, incluyendo a nuestras mascotas. No tiene ningún punto complicado o delicado.
  5. La ruta a la cascada del Purgatorio. es un recorrido muy fácil de hacer, por lo tanto es apto para toda la familia, incluyendo a nuestras mascotas. No tiene ningún punto complicado o delicado. Se visitan varios saltos de agua o cascadas.
Chorrera de Mojonavalle
Anteriormente se pasaba por la puerta que indica la flecha de la derecha, pero como podéis ver, ahora mismo se puede pasar por donde os parezca mejor.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 136

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Síguenos en nuestra redes sociales

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer Más

Política de privacidad y cookies