Charca Verde

Ruta a la Charca Verde

Ruta a la Charca Verde

Hoy nos desplazamos a Manzanares el Real para realizar una ruta que recorre el margen del río Manzanares hasta la Charca Verde, uno de los enclaves más carismáticos del Parque Natural de la Sierra de Guadarrama. Se trata de un recorrido circular de 10 km que se puede realizar en unas 3 horas y media, aunque probablemente tardaréis más a causa de las paradas. Si queréis acortarla un poco podéis empezarla en Canto Cochino, pero os perderíais un tramo inicial muy bonito.

Mientras caminamos por el recorrido a la Charca Verde, observaremos como el río da lugar a cascadas y saltos de agua entre los bosques de ribera poblados de sauces, chopos, pinos y abedules. A lo largo de la ruta hay varios puntos en los que os podéis aprovisionar de agua y es tan sencilla que podéis realizarla en familia, incluso con niños pequeños. La mejor época para realizarla es en primavera, con las jaras y los piornos en floración.

El Tranco - Manzanares el Real

Aparcamiento al inicio de la ruta a la Charca Verde.

ℹ️ Información técnica de la ruta a la Charca Verde

  1. No es apta para carritos de bebé.
  2. No es apta para personas con movilidad reducida.
  3. Distacia recorrida: 10 kms.
  4. Desnivel: 240 metros.
  5. Tipo de ruta: Circular.
  6. Dificultad: fácil.
  7. Tiempo estimado: 3 horas y 30 minutos, sin contar paradas.
  8. El aparcamiento es gratuito, no se paga nada.
  9. Es apta para niños, siempre que estén controlados por adultos.
  10. Es apta para nuestras mascotas, pero tienen que ir atadas.
  11. Haz clic aquí para ver el Aparcamiento. Es un aparcamiento grande, y se llena con gran rapidez. Yo encontré aparcamiento, y otros que llegaron más tarde también encontraron donde aparcar.
  12. Desde nuestro punto de vista, el recorrido no dispone de algún paso peligroso o complicado. Es apta para toda la familia. Siempre que estén acostumbrados a caminar por la montaña.

Descarga el archivo GPX para tu GPS – ruta de 5 kms

Inicio de la ruta a la Charca Verde en Manzanares el Real

Para acceder a la ruta de la Charca Verde se debe partir del Aparcamiento del Tranco, al final de la Avenida de la Pedriza, en Manzanares el  Real.

Camino del Tranco a Cantocochino

A los pocos metros de iniciar la ruta a la Charca Verde, empezamos a ver pequeños rincones con mucho encanto.

Riqueza paisajística gracias al río Manzanares

Esta localidad, situada solo a 40 kilómetros al norte de la ciudad de Madrid, en las primeras estribaciones de la Sierra de Guadarrama. La atraviesan el río Manzanares y varios arroyos y en sus inmediaciones se sitúa una de las formaciones geológicas más importantes de la zona: La Pedriza, una gran batolito (formación granítica de gran tamaño) formado por cumbres rocosas, praderas, canchales y barrancos recorridos por numerosos cursos de agua.

Dada su riqueza geológica, la localidad es el punto de partida de varias rutas de senderismo por la sierra. Entre ellas la ruta a la Charca Verde, o las que llevan a las Torres de la Pedriza o hasta el nacimiento del Manzanares, que permiten disfrutar de la flora y la fauna de la zona.

Camino del Tranco a Cantocochino

En nuestro caso no hemos necesitado una brújula para llegar a la Charca Verde, pero si alguien la necesita, aquí tenéis una.

Ambas combinan características del bosque mediterráneo y el paisaje de alta montaña, ya que nos encontramos a casi 1000 metros de altitud: pinares salpicados acebos, avellanos,  alisos, arces, encinas, rebollos y tejos.  En cuanto a los animales, son abundantes los mamíferos, especialmente corzos, ciervos, jabalíes, gatos monteses y varias especies de mustélidos. Y también hay una gran cantidad de reptiles y anfibios a causa de la combinación de pedregales y arroyos.

Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares

Toda la zona está incluida en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y y fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1992. Además, la Pedriza reviste de cierta importancia histórica, ya que ha sido escenario de varias batallas en los últimos mil años y, en el XIX, era lugar de bandoleros, atraídos por la facilidad de esconderse en las múltiples grutas que hay entre sus rocas.

Aparcamiento Pedriza

Algunas personas deciden iniciar la ruta a la Charca Verde desde aquí.

El Patrimonio de Manzanares el Real 

Por otra parte, Manzanares el Real tiene también mucho que ofrecer en lo que se refiere a patrimonio histórico-artístico. Algunas de los principales puntos de interés turístico de la localidad son los siguientes:

Castillo Nuevo de los Mendoza, una construcción que se empezó a construir a finales del siglo XV por orden de Diego Hurtado de Mendoza y Figuero, I Duque del Infantado. De planta cuadrada y con cuatro torres, una de ellas del Homenaje, ha sido restaurado casi por completo y hoy se puede visitar. Contiene muchas obras de arte, entre ellas una colección de tapices flamencos del siglo XVI elaborados sobre cartones del taller de Rubens.

Castillo Viejo, actualmente en excavación.

Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves, gótica tardía, empezada a construir a finales del siglo XV, cuando la antigua iglesia parroquial quedó encerrada dentro del Castillo Nuevo. Fue reformada tras un incendio en el siglo XVIII y en su jardín, que antiguamente era el camposanto de la localidad, se conservan interesantes estelas funerarias.

Puente Viejo, construido en la Edad Media para que los usuarios de la antigua Cañada Real Segoviana pudieran salvar el paso del Manzanares. Inicialmente de madera, la obra que consero vamos hoy es del siglo XVI.

Fábrica de Papel Continuo, abierta en 1837, la primera de España y de dónde salía el papel para las editoriales del Madrid del XIX e incluso para el Boletín Oficial del Estado de la época. Hoy cerrada y abandonada, se conservan algunas de sus instalaciones, como el Molino de la Tuerta.

Aparcamiento de Las Machacaderas

Muy cerca del aparcamiento, tenemos este bar.

Y, para los aficionados al séptimo arte, debéis saber que Manzanares el Real ha formado parte de las localizaciones de varias películas, entre las cuáles algunas muy conocidas, como El Cid, Alejandro Magno, La caída del Imperio Romano o Conan El Bárbaro.

Embalse de Santillana

El embalse fue construido en la década de 1960 en el arroyo de Santillana con el fin de abastecer de agua a la población de Madrid. Tiene una capacidad de almacenamiento de 5,5 hectómetros cúbicos y una superficie de 0,21 kilómetros cuadrados.

Además de su función como fuente de abastecimiento de agua potable, el embalse es un lugar de interés turístico y recreativo, donde se pueden practicar diversas actividades acuáticas como la pesca y el kayak. También es un lugar ideal para el senderismo y la observación de aves.

🏨 Alojamiento en Manzanares el Real

Esta localidad cuenta con varias opciones de alojamiento. Aquí te presento algunos hoteles y alojamientos que podrían ser de tu interés:

  1. Hotel La Pedriza: Este hotel de 3 estrellas está situado en el centro de Manzanares el Real, a pocos metros del Castillo de los Mendoza. Ofrece habitaciones con baño privado, TV y aire acondicionado, así como conexión Wi-Fi gratuita en todas las instalaciones.
  2. Hostal la Pedriza: Este hostal se encuentra también en el centro del pueblo, a pocos minutos a pie del castillo. Ofrece habitaciones con baño privado o compartido, TV y conexión Wi-Fi gratuita en las zonas comunes.
  3. Posada La Fragua: Esta posada se encuentra en una casa rural típica de la zona, a 5 minutos en coche del castillo. Ofrece habitaciones con baño privado, TV y calefacción, así como conexión Wi-Fi gratuita en las zonas comunes.
  4. Hotel rural El Yelmo: Este hotel rural se encuentra a unos 15 minutos en coche de Manzanares el Real, en pleno Parque Natural de la Sierra de Guadarrama. Ofrece habitaciones con baño privado, TV y conexión Wi-Fi gratuita, así como un restaurante que sirve cocina local.
  5. Casa Rural el Abuelo Quiko: Esta casa rural se encuentra en el pueblo de Soto del Real, a unos 10 minutos en coche de Manzanares el Real. Ofrece habitaciones con baño privado, TV y conexión Wi-Fi gratuita, así como una piscina al aire libre y un jardín.

Estas son solo algunas opciones de alojamiento en Manzanares el Real y sus alrededores. Recuerda que siempre puedes hacer una búsqueda más detallada en línea para encontrar el alojamiento que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto.

Puerta de la Pedriza

No es necesario decirlo, pero con este monolito os están recordando que estáis en un Parque Nacional.

Cómo llegar al inicio de la ruta a la Charca Verde

Se puede llegar fácilmente en vehículo particular cogiendo la M-607 desde Madrid. La distancia entre Manzanares el Real y la capital es de unos 43 km. Una vez en la localidad, existen distintos lugares para aparcar, pero  lo ideal es dejar el coche directamente en El Tranco, donde terminan las casas. Se trata de una pequeña zona de descampado y el estacionamiento es gratuito.

Dado que la población se encuentra a 40 km escasos del área metropolitana de Madrid, también se puede acceder al pueblo en transporte público. La línea 720, entre Colmenar Viejo y Collado Villalba, la línea 724 entre Madrid y Manzanares el Real prestan servicio hasta la localidad. La primera tiene una frecuencia de paso de cerca de 1 hora, y la segunda de unos 25 minutos de lunes a viernes y algo menor los sábados.

Charca Verde

A la vuelta pasaremos por la otra orilla del río. El puente no es necesario cruzarlo.

En caso de llegar a la población en autobús, os vais a bajar del mismo frente a la Oficina de Turismo, en la Avenida de Madrid. Desde allí, para llegar al aparcamiento del Tranco, debéis seguir la avenida hasta que ésta sale de la población y allí girar a la derecha por la Avenida de la Pedriza. El Tranco está al final de la calle. Si tenéis dudas sobre hacia qué lado echar a andar, preguntad por el Castillo Viejo, que es muy conocido y se encuentra muy cerca de la confluencia de ambas calles.

El recorrido a la Charca Verde

La ruta de la Charca Verde desde el Tranco es una de las vías tradicionales de entrada al entorno de la Pedriza y una de las excursiones que más respeta las zonas de recuperación de la Ribera del Manzanares. Además, es una ruta muy fácil de seguir, señalizada con las balizas del GR-1 y los PR M1 y M18.

Charca Verde

En este punto de la ruta a la Charca Verde, tenemos que descender con precaución hasta la Charca.

Por la Garganta de la Camorza hasta Canto Cochino

Desde el aparcamiento, dejamos atrás las últimas casas de Manzanares el Real por la Garganta de la Camorza, que se adentra en la Pedriza siguiendo el curso del Manzanares. Este primer trato es estrecho y sin mucho árbol, por lo que estamos bastante expuestos al sol, pero la presencia del río, a nuestra izquierda es refrescante. El curso de agua es rápido, con muchas pequeñas cascadas.

El camino es casi llano, pero incluye una pequeña subida sobre una roca para llegar a un pequeño mirador natural desde el que empezamos a ver la grandiosidad de las formaciones rocosas que nos rodean. Si vais en época de lluvias o en invierno, tened cuidado, porque la roca puede resbalar.

Charca Verde

Charca Verde, a partir de este punto, tenemos que regresar hasta el aparcamiento por el otro margen del río.

Luego, tras pasar por delante de La Foca, un pequeño kiosco con terraza, llegaremos a la zona de aparcamiento de Canto Cochino. Aquí, el valle se amplía y aparecen ante nosotros las crestas erizadas de pinachos de las Milaneras y las cumbres y riscos llamados Las Torres. A la izquierda vemos también la Sierra de Guadarrama.

Canto Cochino es el sitio donde muchos caminantes empiezan la ruta, así que aquí encontraremos un bar en el que descansar y comprar agua para el resto del recorrido.

Charca Verde

Por el camino de vuelta, encontraremos lugares como este que merecen mucho ser disfrutados.

La Charca Verde

Desde el parking de Canto Cochino seguimos una carretera y llegamos a un puente. Aquí la ruta se bifurca: el puente lleva a la Casa de Información, mientras que la senda que cogemos nosotros nos lleva hacia la izquierda, siguiendo nuevamente el Manzanares. El camino discurre por dentro del bosque, a la sombra, y pasa de largo un puente sobre el río. A lo largo del recorrido podemos subir a un par de miradores sobre las rocas y ver la Sierra de Guadarrama en toda su magnificencia.

Charca Verde

Soy un gran amante de los bosques y en esta parte del recorrido disfruté mucho.

Finalmente, un par de zigzags entre las rocas después, llegamos al pie de la Charca Verde. También se puede acceder a la charca desde el otro margen, pero por esa ruta no se llega al agua sino que solamente se accede hasta la parte superior, a un pequeño mirador. En cambio, por aquí tendremos una vista completa y mucho más bonita.

La Charca Verde es una poza natural que debe su nombre a la combinación de la pigmentación de las rocas del fondo y los reflejos sobre el agua, que le confieren un tono esmeralda. Está rodeada de un paisaje rocoso y agreste, y es realmente un lugar precioso, así que tomaros el tiempo suficiente para disfrutar de la calma que se respira.

Charca Verde

Este rincón con tanto encanto se encuentra al lado del puente que antes pudimos ver desde el otro margen del río.

Luego, bastará con desandar el camino hasta el último puente, cruzarlo y regresar hasta el punto de partida por el otro lado del río.

Charca Verde

Canto Cochino.