que visitar en marruecos

Qué visitar en Marruecos en 4 días: Ruta Secreta

Qué visitar en Marruecos en 4 días: Ruta Secreta

Si te gusta viajar, es muy probable que Marruecos haya sido un destino recurrente en tu cabeza. No es de extrañar, ya que el país vecino se caracteriza por ofrecer un sinfín de actividades culturales y gastronómicas que rara vez pasan desapercibidas. Marruecos recibe a millones de turistas cada año, que quedan perplejos al ver la riqueza del patrimonio histórico, cultural y artístico de Marruecos.

Aunque siempre se puede viajar en solitario o en familia, en la actualidad los viajes alternativos en grupo son una dinámica muy popular, debido a su gran abanico de ventajas frente a los viajes tradicionales. El país africano no iba a quedarse atrás en este aspecto, ya que los viajes organizados a Marruecos están despuntando significativamente, convirtiéndose en una opción muy interesante y económica para turistas de cualquier edad y presupuesto.

Si quieres asegurarte vivir una experiencia inolvidable en Marruecos, presta atención a las siguientes líneas, ya que desglosaremos una ruta secreta por Marrakech que hará de tu viaje un recuerdo repleto de sorpresas que desearás contar a tus familiares y amigos.

Ruta secreta por Marrakech de 4 días

Cuando organizamos un viaje, es posible no saber muy bien por dónde empezar a programar el itinerario. Sin embargo, con esta ruta secreta por la ciudad africana te garantizamos que en solo cuatro días podrás disfrutar de las mejores joyas de Marrakech. Los circuitos de Marrakech son uno de los atractivos de este viaje, ya que ofrece al viajero la oportunidad de conocer la cultura, gastronomía y los paisajes de este gran país. ¿Nos acompañas a descubrir un trayecto de 4 días por lo mejor de la ciudad africana?

Primer día en Marrakech

Plaza Jemaa el Fna

Si existe una joya capaz de representar el casco antiguo de Marrakech, esa es la plaza Jemaa el Fna. Este punto protagoniza el inicio de la ruta secreta debido a su enriquecedor valor cultural e histórico. Muy cerca del casco antiguo se encuentran mercados de gran interés donde podrás sumergirte entre locales del país africano y probar platos típicos de la gastronomía marroquí.

Mezquita Kutubía

Si hablamos de mezquitas, es imposible no nombrar la Mezquita Kutubía, la más grande de Marrakech. Este edificio es el más alto de la ciudad africana, por lo que su visita para apreciar su encanto desde el exterior es obligada.

Tumbas Saadíes

Si te gusta la historia, visitar las Tumbas Saadíes marcará un antes y un después en tu vida. Conocidas por su estética, decorada a través de estucos y azulejos, las Tumbas Saadies son famosas por encontrarse en su interior el sultán Ahmad-al Mansur, entre otros.

Palacio El Badí

El Palacio El Badí es una auténtica joya del siglo XVl. Construido por el sultán anteriormente mencionado, esta parada ofrece una de las mejores vistas a la Medina.

Segundo día en Marrakech 

Jardín Majorelle

Si algo caracteriza a Marrakech de otros destinos son sus jardines. Repletos de naturaleza, los jardines del país africano son la parada perfecta para desconectar y disfrutar de la naturaleza. Con una gran variedad de especies de plantas en su interior, los jardines Majorelle son otra parada obligatoria en tu itinerario.

Madrasa Ben Youssef

El Corán es uno de los temas más recurrentes en una visita a Marruecos. Tanto es así, que la Madrasa Ben Youseff es el sitio perfecto para conocer este contexto. En este centro educativo los alumnos estudiaban a fondo el Corán, rodeados de una arquitectura singular que permite a los turistas de la actualidad recorrer sus pasillos y disfrutar de la iluminación de su patio.

Museo de Marrakech

Muy cercano a la Madrasa de Ban Youssef, el Museo de Marrakech alberga exposiciones que no dejan indiferente a ningún viajero. Por ello, es una parada con gran valor cultural para turistas de todo el globo.

Tercer día en Marrakech

Viajar a Marrakech sin disfrutar de su desierto es un grave error. Y es que, si hay algo que caracteriza a los viajes al país africano son las inolvidables experiencias en el desierto, siempre de la mano de expertos en el sector que garantizarán la seguridad y tranquilidad de los turistas.  Perfecto para el día y la noche, el desierto Zagora, el desierto de Merzouga o el desierto de Agafay son el escenario por excelencia de rutas en quad o moto.

Cuarto día en Marrakech

Cascadas de Ouzoud

No deberías abandonar Marrakech sin disfrutar de la joya del norte de África. Las cascadas de Ouzoud presentan más de 100 metros de altura, por lo que es una parada muy interesante para los amantes del agua y la vista panorámica. Nosotros te la recomendamos.

Ouarzazate

Ouarzazate fue el escenario de grandes producciones cinematográficas. Por ello, si te sobran una par de horas, este es un destino muy interesante para los aficionados al cine.

Vuelta al Hammam

Disfrutar de un baño marroquí es la mejor opción para despedir Marrakech por todo lo alto. La experiencia comienza en una sala de vapor, seguido de una sesión exfoliante y un masaje de lo más especial. Eso sí, debes saber que en este tipo de actividades, hombres y mujeres serán separados.