Garganta de los Papúos en Jerte

Ruta Garganta de los Papúos en Jerte

Garganta de los Papúos en Jerte

En Jerte, en la parte central del valle homónimo y muy cerca de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, se encuentra la Garganta de los Papúos. Este barranco abierto, excavado a lo largo de milenios por las aguas del Jerte, alberga multitud de pozas y pequeñas cascadas que parecen surgir de la nada, además de la Cascada de los Papúos y su poza. La zona es muy frecuentada por excursionistas y aficionados al descenso de barrancos.

En cuanto a nosotros, recorrimos la zona hasta el Puente de los Papúos, donde hay un remanso donde se permite el baño. Se trata de una ruta lineal, señalizada como SL-CC-34, de de 5 km contando la ida y la vuelta. Puede recorrerse en dos horas y media y es de dificultad baja, apta para hacerse con niños, aunque tiene algunas zonas con fuerte pendiente.

Aparcamiento en Jerte

Aparcamiento en la calle para realizar la ruta por la garganta de los Papúos en Jerte

La mejor época para recorrer esta ruta por la garganta de los Papúos es en verano, ya que durante las estaciones lluviosas el barranco puede ir muy crecido y hay que tener mucha precaución. Pero, aun así, también es precioso en primavera, con los cerezos en flor. En cualquier caso, es recomendable llevar un buen calzado impermeable y con agarre para prevenir resbalones.

Información técnica de la ruta Garganta de los Papúos

  1. No es apta para carritos de bebé.
  2. No es apta para personas con movilidad reducida.
  3. Distancia recorrida: 5.5 kms. Si se desea visitar el chorro de la Ventera, son 8kms y 3horas y 30 minutos de duranción. 
  4. Desnivel: 250 metros.
  5. Tipo de ruta: lineal.
  6. Dificultad: fácil.
  7. Tiempo estimado: 2 horas y 30 minutos, sin contar paradas.
  8. No se paga nada por dejar aparcado nuestro coche.
  9. Es apta para niños, siempre que estén controlados por adultos.
  10. Es apta para nuestras mascotas, pero tienen que ir atadas.
  11. Aparcamiento en Jerte. Es un aparcamiento grande, y se llena con gran rapidez. Yo encontré aparcamiento, y otros que llegaron más tarde también encontraron donde aparcar.
  12. Desde nuestro punto de vista, el recorrido no dispone de algún paso peligroso o complicado. Es apta para toda la familia. Siempre que estén acostumbrados a caminar por la montaña.

Descarga el archivo GPX para tu GPS – ruta de 5.5 kms

Jerte y la Garganta de los Papúos

La Garganta de los Papúos se encuentra en el término municipal de Jerte, al norte de la provincia de Cáceres, a unos 115 km de la capital de provincia.

Oficina de Turismo en Jerte

Yo dejé el coche estacionado cerca de la flecha de la izquierda. La flecha de arriba indica la oficina de turismo y la flecha de la derecha indica la dirección a seguir para hacer el recorrido por la garganta de los Papúos en Jerte

Qué ver Jerte además de la garganta de los Papúos

Se trata de una población de unos 1300 habitantes, la cuarta mayor de la zona del Valle de Jerte, cuya economía depende casi por completo del cultivo de la cereza y del turismo de naturaleza. En su entorno existen varias rutas de senderismo y también barrancos en los que se puede hacer barranquismo y rapel.

De hecho, entre los aficionados al barranquismo y el rapel, la Garganta de los Papúos está considerada como el barranco más divertido de la zona norte de la provincia de Cáceres y, sin duda, el más interesante de los que existen en el Valle del Jerte. Sus cascadas están equipadas para el descenso siguiendo los saltos de agua.

Cruzamos el puente en Jerte

Cruzamos este puente y giramos a la izquierda. A partir de este punto empieza verdaderamente la ruta por la garganta de los Papúos en Jerte.

Al margen de las actividades de naturaleza, poco más hay en la población de Jerte que sea de destacar, aunque tiene una iglesia bonita, Nuestra Señora de La Asunción. El edificio data del s. XVIII, aunque algunas de sus partes son de edificios anteriores. Su detalle más curioso es la torre defensiva exenta que la acompaña. Dentro de la iglesia se conserva un retablo barroco tallado en madera por los hermanos Francisco Ventura y José Manuel de la Incera Velasco entre los años 1760-1762.

Y, como curiosidad, debéis saber que la población de Jerte es un centro destacado de la producción de alabastro, y muchas tiendas venden pequeños recuerdos de la zona elaborados en este material. Así pues, si os gusta llevaros un recuerdo de las poblaciones que visitáis, nada mejor que unas cerecitas de alabastro de Jerte, además del recorrido por la Garganta de los Papúos.

Bosque en Jerte

Esta zona es una auténtica maravilla y encima por la sombra

Alojamiento

  1. Casas rurales: Hay varias casas rurales en Jerte y en sus alrededores, que ofrecen alojamiento en entornos naturales y tranquilos. Algunas de las más conocidas son Casa Rural El Balcón del Jerte, Casa Rural Las Calabazas y Casa Rural El Nogal.
  2. Hoteles: En el centro del pueblo de Jerte hay algunos hoteles como el Hotel Rural Xerete o el Hotel Don Julian.
  3. Hostales: También hay algunas opciones de hostales como Hostal Los Cazadores o Hostal Asturias.
  4. Apartamentos turísticos: Si prefieres alojarte en un apartamento, hay algunas opciones de apartamentos turísticos en Jerte como Apartamentos Rurales Valle del Jerte o Apartamentos Rurales El Rincón del Jerte.

Recuerda que es importante hacer tu reserva con antelación, especialmente durante la temporada alta, ya que Jerte es un destino popular para turistas que quieren disfrutar de la naturaleza y de las actividades al aire libre.

Cómo llegar al inicio de la garganta de los Papúos

Para llegar al inicio del recorrido de la garganta de los Papúos, hay que desplazarse hasta la población de Jerte, lo mejor es utilizar el coche, y lo más práctico es salir de Plasencia por la N-110 en dirección Salamanca, hasta llegar a Jerte. Una vez allí, hay que atravesar la población por la Avenida Ramón y Cajal hasta encontrar la Oficina de Información Turística, de dónde partirá nuestro recorrido por la garganta de los Papúos.

También existe una línea de autobús, operada por la empresa Cevesa, que une la localidad de Jerte con Plasencia. El viaje se realiza una vez al día y la parada está en la misma calle que la Oficina de Turismo, aunque en el otro extremo del pueblo. Dado que la ruta de la Garganta de los Papúos es corta, puede que acercaros a la localidad a media mañana con el autobús desde Plasencia (a 37 km) y volver por la tarde también sea una buena opción.

Garganta de los Papúos en Jerte

Llegando al puente de los Papúos.

Descripción de la ruta de la Garganta de los Papúos

Nos situamos frente a la Oficina de Turismo de Jerte dispuestos a empezar el recorrido por la Garganta de los Papúos. Antes de empezar, echamos una ojeada a los paneles informativos que hay junto a la entrada, uno sobre esta ruta y otro sobre la también muy interesante Ruta de los Pilones en la Garganta del Infierno, situada a unos kilómetros de distancia en dirección Plasencia.

Luego, cogemos el desvío hacia la izquierda que nos lleva por encima del puente que cruza la garganta de los Papúos. A unos pocos metros del puente, si nos fijamos, veremos un pilón de hormigón sobre el que hay una escultura que representa dos cerezas. Se trata del Monumento a la Cereza, que es el principal cultivo de la zona y lo que da al Valle del Jerte su popularidad y gran parte de su colorida belleza.

Garganta de los Papúos en Jerte

Esta cascada la encontraremos a los pocos metros del puente.

Tras cruzar el puente abandonamos la población por la calle Tahona, que nos lleva al final de las casas. Atravesamos la garganta de los Papúos nuevamente por un puente que sigue a un tramo asfaltado y con fuerte pendiente, y dejamos el barranco a nuestra izquierda. Podemos ver ya los primeros saltos de agua, medio ocultos por la frondosidad de los chopos y alisos que forman el bosque de ribera.

Bosque de ribera

A medida que avanzamos, estos árboles dejan paso a los robledales. Pasamos al lado de un depósito de agua y encontramos una bifurcación, donde debemos girar a la izquierda para seguir ascendiendo, atravesando el bosque. Por suerte hay una abundante vegetación que nos provee de sombra a lo largo del recorrido, porque la subida puede resultar sofocante a ratos.

Garganta de los Papúos en Jerte

Os tenéis que fijaros en la pared para poder ver la señal de color amarillo, está dentro del círculo.

Finalmente volvemos a encontrar el cauce de la garganta de los Papúos, encajonado entre piedras y, poco más adelante, encontramos un desvío a la izquierda. El sendero nos lleva hasta el puente de los Papúos y desde allí podemos ver la cascada principal y una pequeña poza donde nos podremos refrescar un poco los pies. Si os gusta tomar fotografías espectaculares, este lugar os ofrece una oportunidad de oro para hacerlo, solo tenéis que encaramaros ligeramente sobre las rocas.

Y, una vez visitada esta cascada, ya solo queda regresar, por el mismo camino de la ida, hasta Jerte. Al menos esa era mi idea, regresar por donde había venido, pero no conforme con acabar aquí esta ruta por la garganta de los Papúos, empecé a mirar por los alrededores de la zona, buscando alguna senda, me di cuenta que por la derecha se podía ver una pequeña senda no muy visible.

Garganta de los Papúos en Jerte

Ya falta poco pa llegar a la posible zona de baño. La flecha indica la pequeña senda pegada a la pared que yo seguí.

Posible zona de baño

No lo pensé dos veces y empecé a seguir la senda que en algunas ocasiones desaparecía. De repente empecé a ver pintadas en las rocas pequeñas marcas de color amarillo y aquello me alegró. En alguna ocasiones no había senda, tenías que progresar por encima de la piedras de cierto tamaño, pero eso no era un impedimento.

Llegué a un lugar, que me tocó pegarme contra la pared, para caminar con cierta facilidad hasta llegar a un pequeño paraíso. Intenté seguir un poco más, pero ya no encontré mas senda, así que decidí quedarme en aquel lugar y comer un poco.

Garganta de los Papúos en Jerte

En todo el recorrido no me encontré a nadie, y menos aquí. La flecha indica un pequeño salto de agua.

Chorro de la Ventera

Para quien quiera recorrer un poco más esta garganta de los Papúos, una vez hayan regresado al puente de los Papúos, hay que cruzarlo y seguir por un camino amplio hasta llegar a un desvío que nos conducirá por senda hasta llegar al Chorro de la Ventera.

Es un pequeño salto de agua con poza incluida. Es de esos lugares donde nos podemos relajar y disfrutar del lugar que es lo que nos gusta. Y si todavía nos apetece conocer un poco más esta garganta de los Papúos, podemos visitar la Chorrera Periquiti.

Garganta de los Papúos en Jerte

Chorro de la Ventera

Chorrera Periquiti

Para visitar esta cascada o salto de agua, tenemos que regresar al desvío que encontramos para ver el Chorro de la Ventera, y seguir unos metros hasta la chorrera Periquiti. Los barranquistas utilizan este lugar para iniciar su recorrido por la garganta de los Papúos.

El lugar es una auténtica maravilla al igual que todos los saltos de agua que hemos podido ver en este recorrido por la garganta de los Papúos.

Garganta de los Papúos en Jerte

Chorrera Periquiti

Ideas para complementar la ruta de la garganta de los Papúos

La ruta completa, como veis, es muy cortita, así que es una buena idea combinarla con otras rutas por la zona, como el recorrido por la Garganta del Infierno o con un buen chapuzón en las piscinas naturales llamadas Los Pilones, ambas opciones comprendidas dentro del término municipal de Jerte.

Asimismo, podéis visitar el Centro de Interpretación de la Naturaleza, cerca de estos dos parajes, en la carretera que une Jerte con Cabezuela del Valle. Esta última localidad tiene un casco histórico declarado Conjunto Histórico-Artístico de interés, así que podéis aprovechar para pasear por sus calles.

Y, si lo que queréis es descansar y relajaros tras el paseo, nada mejor que acercarse a la piscina natural de la localidad, conocida como el Nogalón, que aprovecha las aguas del Jerte a su paso junto al pueblo.  En sus alrededores hay un pequeño bar y una zona de pícnic, y se puede estar allí con mascotas, aunque hay que evitar que se metan en el agua.

Piscina natural «Nogalón»

Finalmente, una última opción interesante, sobre todo si estáis pasando el día en familia, es visitar el Centro de Reproducción de Salmónidos, conocido en la zona como “La Piscifactoría”. Se trata de un centro de cría de truchas para repoblación de los ríos de la comarca, y de él salen cada año unos 500.000 ejemplares nuevos. El centro permite realizar visitas sin guía, siguiendo los paneles informativos presentes por todo el recinto y, además, está rodeado de zonas verdes por las que está permitido pasear. La época de reproducción es invierno, por lo que es en esa época cuando más interesante es la visita.

Si queréis visitarlo, debéis saber que está abierto al público durante todo el año de manera gratuita, aunque es bueno consultar los horarios antes de ir, porque varían dependiendo de la estación. Se encuentra a 2 km de la piscina natural del Nogalón y se llega hasta allí por una pista asfaltada que sigue el cauce del Jerte entre prados y cerezos.